¿Terminó la pesadilla del Cauca?

Eugenio Trujillo Villegas / Director Sociedad Colombiana Tradición y Acción / 09.04.2019 El pasado fin de semana el Gobierno anunció el fin de la pesadilla vivida durante casi un mes en los departamentos del suroccidente de Colombia, por el bloqueo de la Vía Panamericana. Ante las exigencias absurdas y desmesuradas de las tribus indígenas, se llegó a un arreglo en el cual el Gobierno destinará 800 mil millones de pesos para atender las necesidades de esa población minoritaria. El dinero saldrá del Plan Nacional de Desarrollo, y según el Presidente y los negociadores, ya estaba incluido en el presupuesto de este año, de tal forma que no significará un gasto adicional para el Estado. Las reacciones ante el acuerdo obtenido son contradictorias. Unos dicen que fue una negociación afortunada, que evitó un probable derramamiento de sangre si el Ejército y la Policía intervenían para despejar las vías, por lo cual elogian la actitud del Gobierno. Pero otros, con no menos…

Sin comentarios

La corrupción: monstruo de mil cabezas

Eugenio Trujillo Villegas / Director Sociedad Colombiana Tradición y Acción / 22.04.2019 Sin duda, cada época tiene sus particulares formas de criminalidad. A fines del siglo pasado, el narcotráfico tuvo un protagonismo tenebroso, tanto en Colombia como en los demás países de América latina.  Los llamados carteles de la droga crearon ejércitos de sicarios que protegían a sus criminales jefes, que insaciablemente se fueron apoderando de todo lo que querían. Compraron tierras, mansiones, hoteles y empresas, derrochando poder y riqueza. Sin embargo, el nuevo siglo trajo un cambio profundo en esas costumbres mafiosas, pues su extravagante estilo de vida generó un profundo rechazo en la sociedad, además de llamar la atención de las autoridades. Pero no tanto de las locales, que extrañamente nunca se enteran de nada, sino de la DEA, la CIA, el FBI y el Departamento de Estado. Una vez consolidados los grandes males que produjo el narcotráfico, cuyo efecto más nocivo para la sociedad fue el desmantelamiento…

Sin comentarios